Microsoft fabrica productos en una fábrica china con esclavos



Parece fuerte el título pero así es. Al menos desde un punto de vista racional. Kye es una fábrica china que fabrica productos para Microsoft como ratones, gamepads, teclados y otros dispositivos. Los trabajadores y trabajadoras de esa fábrica trabajan unas 90 horas semanales y cobran una media de 52 centavos de dolar la hora. O sea, unos 200 dólares al mes que para China igual es bastante pero... ¿te imaginas a tí mismo cobrando ese sueldo?. Evidentemente tus posibilidades en la vida se reducirían bastante. Ni pensar en dejar el trabajo e irte a ver mundo ¿verdad?

Los productos de Microsoft son la mayor parte de lo que producen. Los trabajadores y trabajadoras (o esclavos, diría yo) duermen en la misma fábrica, en dormitorios para 14 personas. Incluso se habla de abusos sexuales (no confirmado). Entre otras lindezas tienen prohibido hasta pisar la hierba que rodea la fábrica.

Trabajan en un taller muy estrecho alrededor de 1000 personas. El aire acondicionado sólo se pone cuando hay visitas.

Aquí un listado de algunos de sus clientes:



Sólo se puede ir al baño o beber agua en los descansos programados:



Oficialmente los trabajadores son alumnos en prácticas. Sólo que algunos tienen 13 y 14 años:



Personalmente me cuesta escribir esto. Así que dejo el resto de las fotos sin palabras:









Desconozco cómo se puede terminar con esto en el mundo. Pero, al menos, no deberíamos mirar para otro lado.

Si te ha tocado alguna fibra sensible, haz que se sepa.

¿Para qué sirven los hackers?

Voy a usar los términos hacker y hacking en un sentido muy extenso. Desde saltarse cualquier linea de seguridad informática hasta modificar una consola de videojuegos y pasando por ver gratis canales de televisión con señal codificada, ingeniería inversa, usar un programa comercial sin pagarlo y un largo etc.

Hackear es algo consustancial al ser humano. Antes de la era informática la gente se buscaba mil formas de tener electricidad gratis, no pagar el agua y cosas por el estilo. Ahora las posibilidades de trastear en los límites de la legalidad se desparraman en un amplio abanico de opciones.

Pero la primera motivación es siempre la curiosidad. El ir más allá, ser más listos, aceptar un reto y superarlo.

Luego está, claro, la cuestión de conseguir algo gratis. Sentir que disfrutamos de algo que, de otra forma, a lo mejor no podríamos o no querríamos. La eterna cuestión de la codicia y el arrasa y devora. Algo prácticamente inevitable que produce un cierto sabor de satisfacción en el ánimo de cualquiera que consigue algún objetivo al respecto.

Aún si eliminárammos esto último, siempre estaría la curiosidad y el reto a superar.

Por eso existen los hackers y el hacking.

Podríamos pensar que si no existieran la tecnología avanzaría menos.

También podríamos decir que si no existieran viviríamos en un mundo utópicamente feliz: nadie robaría, nadie se saltaría las normas. Obviamente, una UTOPÍA con mayúsculas.

La tendencia a hackear no solo fomenta el desarrollo de la tecnología sino que crea puestos de trabajo.

No estoy haciendo apología del hacktivismo.

Pero ahí está. Y como seres humanos tenemos el irrefrenable instinto de investigar, curiosear y conocer a fondo la tecnología cotidiana.

Por eso hemos inaugurado una nueva categoría, entregada a recopilar los mejores sitios con información sobre hacking.

TECNOLOGIA ==> HACKING

Acceder a la información es un derecho. La forma en que utilices esa información es decisión tuya.