3 razones de peso para tener una web personal

Tú. Si, tú. Persona humana que estás leyendo esto. ¿Deberías tener una página web?

Si, acaso, me concedes el derecho a contestar por ti te diría rotundamente que si.

No me estoy refiriendo a una web relacionada con tu negocio o empresa sino a una web tuya, personal. Una web dedicada a ti o a alguna de tus aficiones. Porque... pregunto ¿tienes alguna afición? Tal vez coleccionas algo, sientes interés por algo, piensas o, simplemente, eres tú. Eres alguien que por las razones que sean estás aquí y ahora, en este lugar y tiempo.

¿Realmente necesitas una web? Yo no diría exactamente que la "necesitas". Pero sí te digo que no deberías privarte de tenerla. Por muchas razones:

Razón 1.- Por el mero gusto de introducirte en la actualidad de la tecnología y las comunicaciones. Puedes decir "no sabría cómo hacerla" pero también podrías decir "estoy dispuesto a aprender". Puede que tu camino empiece por lo más básico. No hay problema: primeros pasos en Internet. Aprender lo básico del lenguaje HTML, el que se utiliza fundamentalmente para hacer páginas web tampoco es muy difícil: Tutorial HTML. Seguramente, si empiezas, pronto llegará el momento en que buscarás más recursos para webmasters.

Empezar o practicar no te costará dinero: hosting gratis. Y la experiencia que irás obteniendo contribuirá definitivamente a que tu cerebro no se quede anclado al pasado.

Cierto, también, que si no te sientes con fuerza para complicarte un poquito puedes decantarte por tener tu propio blog. Si utilizas alguno de los populares sistemas gratuitos para crear blogs no tendrás que detenerte a pensar en hosting o alojamiento ni en aprender programación básica.

¿Pero qué hago: web, blog, red social?

Un sitio web es un espacio "en blanco" en el que tú pones el contenido que te apetezca en la forma que sepas y puedas. Como dije, puedes montarla desde cero o también considerar sitios que te facilitan la labor gratuitamente como: Jimdo, Ucoz o cualquier otro similar.

Un blog es una especie de diario en el que los contenidos se van incorporando por fechas. Es cierto que, hoy en día, la mayoría de los sistemas gratuitos para crear blogs permiten muchas otras variantes dentro de unos límites. Obviamente me estoy refiriendo a aquellos que te proporcionan gratis el alojamiento y el ramillete de facilidades para que no tengas que pensar en nada más que en una configuración básica y el contenido. Dando rienda suelta a tu imaginación a la hora de configurar cómo organizar tus contenidos resultan muy versátiles y cómodos.

Las redes sociales como Facebook, Twitter, Google Plus y muchas otras son muy convenientes para mantener una comunicación e interactividad con el resto del mundo (sea familia, amigos o la humanidad en general). Ofrecen muchas utilidades y facilidades para la comunicación. Cada vez más, algunas, se parecen a un blog y tienden a confundirse en parte. Pero no es lo mismo. En tu web o blog el contenido que vayas creando es más fácil de localizar, menos etéreo o más permanente. En resumen: una cosa no quita la otra.

Razón 2.- Un sitio web tuyo puede ser tu tarjeta de visita en Internet. Obviamente no es necesario (ni conveniente en la mayoría de los casos) que pongas tu dirección física o tu teléfono. Pero una página web tuya puede contener todos los enlaces a tus redes sociales, currículo laboral o/y otras formas de contacto. Así, bastaría que le pasases a alguien la dirección de tu página y tendría el ramillete de otras direcciones virtuales a través de las cuales puede contactar contigo.

Razón 3.- Ningún conocimiento, por pequeño que parezca, está de más en Internet. Las aficiones de los seres humanos tienden al infinito. No es necesario tener una página web con un super diseño para transmitir ideas o compartir cosas con el resto del mundo. Da igual que lo que compartas sean tus chistes favoritos, tu colección de vitolas de puros, tu afición por los haikus, tus anécdotas personales (reales o no), las andanzas de una hija especial que tienes y que pueden inspirar a mucha gente o seas profesor de anatomía humana. Lo importante es que nunca desprecies tu capacidad y tu ilusión por compartir lo que sea que quieras y puedas.

Como en todas las cosas realmente interesantes... lo importante es, siempre, empezar.

Google Plus: consejos para entender y aprovechar las páginas.

Como ya sabeis, en Google Plus se pueden crear páginas independientes (además de la personal). Ahora que, tal vez, ya habeis empezado a experimentar ahí os van unos consejos de papá Google para entenderlas y aprovecharlas mejor:

  1) Puedes pulsar el botón +1 de una página para mostrar tu aprecio o añadirla a alguno de tus círculos.
Usar el botón +1 es similar al "me gusta" de Facebook. Es un saludo, una interacción una muestra de aprecio y apoyo. Es una mínima interacción social, como un saludo. Sin embargo, si quieres seguir las actualizaciones y publicaciones de esa página entonces debes añadirla a alguno de tus círculos. De esta manera, siempre tienes el control de la situación :-)  

  2) Ninguna página puede seguirte a ti si tú no la sigues primero.
La idea de Google+ es que sea una red social muy amigable para compartir. Las páginas no pueden agregar a sus círculos a nadie que no las haya seguido primero. Es decir, tú tienes que decidir seguir a una página determinada (agregándola a alguno de tus círculos) antes de que la página pueda seguirte a ti. Cuando ya estés en los círculos de esa página entonces ella (la página) puede compartir contigo lo que sea. Por ejemplo, si la página es de un comercio podría compartir descuentos, cupones, ofertas exclusivas, etc.

Las páginas pueden tener contenido público que cualquiera puede leer accediendo a ellas y contenido que se comparte solo con la gente que esté en sus círculos. Bueno, exactamente igual que en los perfiles personales con la salvedad dicha de que ninguna página puede seguirte a ti si tú no la sigues antes.

  3) De hecho, las páginas ni siquiera pueden mencionarte si no las estás siguiendo.
Así es, una página de Google+ no puede siquiera escribir tu nombre a no ser que la estés siguiendo.  

  4) Las páginas en Google+ te dejarán de seguir automáticamente si tu las dejas de seguir a ellas.
En el momento en que tú elimines una página que estabas siguiendo de tus círculos desaparecerás de los círculos de esa página. Nuevamente tú tienes el control.

  5) Las páginas de Google+ se podrán encontrar a través del buscador de Google.
 De una forma muy simple, además. Bastará escribir un signo "+" delante del nombre o la marca. Por ejemplo: +CocaCola o +Samsung  Esta funcionalidad irá poniéndose en marcha progresivamente desde ahora.  

 Recordad que la creación de páginas no está solamente destinada a empresas o negocios. Se puede crear una página practicamente para cualquier cosa. La imaginación es el límite. Aunque ya el personal tiene bastante experiencias con esto en Facebook no hay que perder de vista el reto que le está planteando Google.

 Así que ya podeis poneros a experimentar.

Google Plus: ya se pueden crear páginas

Era un paso esperado. Google Plus ya a activado la opción para crear páginas: para negocios, empresas, productos, aficiones, deportes o lo que sea. Páginas en Google PlusIgual que en Facebook pero, a nuestro juicio, más simple y bonito. Eso si, la página, como el perfil de Google Plus sigue siendo https://plus.google.com/... seguido de una secuencia de 20 números. Pero Google se guarda un as en la manga: está implementando una función llamada "Conexión directa de Google +" (aún no disponible para todas las páginas). Como son dueños del buscador más popular del mundo van a ir eligiendo páginas para que sean encontradas fácilmente a través del mismo. Eso pasará por varias condiciones. Entre las que dependen directamente del usuario:

Sin duda un punto claro a su favor puesto que parece que están dispuestos a que esa ventaja de sus usuarios sea un valor añadido en detrimento de otras redes sociales. Buena jugada ("Don't be evil" mwhahahahaaa) Por lo demás, es como las páginas de perfil que conocíamos hasta ahora. Incluyen todas las funcionalidades como crear círculos, quedadas, chat y más cosas que, sin duda, se les acabarán ocurriendo. Es posible que mucha gente (montones de gente) esté más acostumbrada al Facebook. Pero, sinceramente, en simplicidad de diseño, uso intuitivo y funcionalidad para mi que gana el Plus. En popularidad (todavía) no.